UA-90567886-1

Reflexiones

La sección "Reflexiones" permite abordar noticias del ámbito educativo que tengan influencia en el entorno del enseñante y del alumno. La finalidad es la de contribuir al debate argumentativo por el que nazcan nuevas visiones que acerquen la realidad social al ámbito de la enseñanza.


El punto de partida de la película Matrix es que la sociedad capitalista vive sumergida en una desfiguracion de la realidad que somete al individuo limitando su capacidad de ver más allá. Se incide en el reflejo de que la sociedad tiene y vive de un espejismo que lleva al individuo al abandono de sí mismo, a privarse de los valores que le liberan de una realidad marcada por la dominación del poder económico y la apariencia de realización.

El artículo referenciado refleja una opinión que va en contra de lo que los autores de la contracultura han plasmado en las novelas y documentos visuales, que tienen como intención la de desintegrar el pensamiento único que aleja al individuo de reconciliarse con la autentica prioridad de la vida que es la de conocerse y mantenerse alejado de aspectos de dominio, por regla general, de intereses económicos y de tipo alienante.

Esta visión es ampliamente compartida, pues en ocasiones, demasiadas, las personas no se conocen a sí mismas lo suficiente, por lo que evitan ser ellos mismos, manifestarse, con tal de no introducir una nota discordante en una sociedad que vive de lo material, de lo tangible, que es en definitiva y última instancia, lo que aliena al individuo y lo aleja de sí mismo.

La educación es parte de ese proceso que libera al dueño de sí mismo al dotarle de recursos por los que se ilumine la tendencia natural de ser y mostrarse sin servir a engaños por parte de la manipulación que domina el entorno social. Algo que se maneja como señal de identidad de un pensamiento de izquierdas que ataca lo liberal y que se basa en propagar la ingeniería social como arma para desarticular la tendencia social y engañosa de manejar al individuo a su propio antojo.
Esta visión es la que se reduce en un pensamiento donde los valores se reflejan en la tarea docente, al desfigurar que el ser liberal, racional, inteligente, no cuenta con recursos desarrollados para hacer frente a las apreciaciones de quienes perciben la necesidad de idealizar la evolución social del individuo menospreciando que éste necesita de libertad para manifestar su esencial real.

Esto enlaza directamente con la idealizacion cultural en la que la izquierda tienen un peso primordial y que se basa en un ataque frontal al pensamiento liberal que es cuestionado y asimilado a un enfoque de pensamiento único y materialista, al servicio de los intereses crematísticos,  poderosos y corruptos que limitan al individuo y lo someten de forma insalvable.

Es coherente el artículo sabiendo que el pensamiento de izquierdas lleva consigo una idealización social que choca de frente con la libertad que es el verdadero punto de unión entre la Ilustración y el ser que colma con satisfacción su propia evolución, a través de la desfiguración y concentración de buenas causas, que por ser promovidas como medidas propagandísticas desvirtúan que el individuo decida por sí mismo lo que le conviene para hacer una evolución coherente con su propio y auténtico ser.



https://c2.staticflickr.com/6/5082/5355714030_fcf2fda224.jpg





El liberalismo, ¿cómo entenderlo?

Las medidas del liberalismo suponen el establecimiento de puentes entre las barreras que limitan el sistema y su posible apertura. La visión de los liberales suelen ser reconocidas cuando algo ha fracasado, lo que marca el momento oportuno para introducir esos cambios por tantos temidos, mas que resultan en la apertura de nuevos caminos, costumbres y formas de proceder.
El enseñante tiene temores, miedos muchas veces infundados que reposan en el oportunismo de los que sin ser liberales se alteran aparentemente al aplicar medidas, pero que participan de ellas pues es una forma de acceder a puestos de mando.


El liberalismo es algo consecuente con las circunstancias, algo que genera sin duda cambios, apertura, de sectores que pueden seguir siendo privilegiados pero que necesitan acceder a mejoras que les haga más avanzados y adaptados a las necesidades reales.

La enseñanza avanza, la apertura genera pérdida de confianza, pero no debería generar miedos infundados, si no una aplicación correcta de las nuevas normas que suponen una apertura y nuevo proceder con respecto a las anteriores.

Entonces, ¿por qué se entienden tan mal y se aplican todavía peor las medidas liberales?

La aplicación suele ser incorrecta, se suele basar en una visión interesada de ciertos sectores que se privilegian, perdiéndose de vista la intención inicial de las medidas, algo que será difícil recuperar una vez se ha causado un rechazo por parte de los destinatarios. La tergiversación, el desvío oportunista respecto del enfoque inicial procede de los miedos a los cambios, la necesidad de generar rechazo por parte de quienes se oponen a cambiar su status, por pérdidas infundadas de seguridad que contravienen el dar prioridad a la esencia inicial de la medida a aplicar.

El liberal ideológico suele renunciar a aplicar las medidas por sí mismo, pues sugerirlas suele ser la forma en que se siente a gusto, sin protagonismos excesivos, él afronta su visión de conjunto, los aspectos a mejorar, pero suele renunciar a protagonizar la aplicación directa de las medidas, de ahí que se vean de forma diferente a como fueron propuestas inicialmente.

La solución a este conflicto, entre la aportación y su resultado, causado por el papel de los oportunistas, es reconocer que se necesita de mucha más asertividad, de mucha mas apertura comunicativa por parte del liberal que propone las medidas de cambio. 
El entendimiento de lo propuesto es decisivo para que su aplicación y correcto resultado esté a la altura de lo que se sugiere inicialmente.

La sociedad actual está implicada en una sucesión de cambios por los que las tradiciones de antaño quedan un tanto alejadas de lo que hoy en día se percibe de forma común. La celebración de un día tan cargado de simbolismo es algo que genera cierto conflicto, a la luz de las diferentes uniones familiares que han proliferado con el decurso de las últimas dos generaciones. La visión de avanzar supone integrar plenamente esta variedad de uniones familiares que repercuten de forma significativa en cómo el niño se ve a sí mismo integrado socialmente.
Valorar que el día del padre es también un día memorable, que refleja a una figura que no debería generar ningún conflicto en la visiones de quienes protagonizan una forma diferente de vida, forma parte de una más de las aportaciones sociales que es compatible con las muchas otras modalidades de unión aceptadas.
Rechazar que este día es también reflejo de una realidad, que ofrece la oportunidad de participar de una celebración cargada de emocionalidad hacia la figura paterna, no debería dar pie a su abolición ni a pensar que puede fomentar un conflicto social.
Pues dentro de la aceptación social de quienes viven uniones familiares diferentes, el rechazo a una figura que también sigue presente, podría subordinar  lo que va más allá de una apariencia externa. En el sentido de que la importancia de la unión afectiva, no implica limitarse a un mero formalismo cargado de simbolismo, si no a una marcada transigencia por la que la familia perfecta es aquella que marca la alianza de sus miembros, sin entrar en desvalorizaciones ni alusiones inflexibles a otras formas por tradicionales que sean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario